La miel, gran aliada del deportista


 La miel es un excelente recuperador después del entrenamiento y la carrera ya que se trata de azúcares y minerales naturales que el organismo asimila a la perfección Por ello la miel puede ser uno de los mejores reconstituyentes que existe, ya los corredores de la antigua Grecia la usaban como fuente de energía.
Con este sobre de miel el corredor dispondrá de la energía rápida y necesaria para afrontar una actividad deportiva de alta intensidad.
Aparte de los azúcares, la miel es rica en minerales como el potasio, que nos ayuda a evitar los temibles calambres, y el fósforo. Es una buena fuente de vitaminas del grupo B y vitamina C. Asimismo se ha demostrado que la miel es una fuente de antioxidantes que van a ayudar en los procesos inflamatorios y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Se han hecho varios estudios sobre las propiedades de la miel y el efecto que puede tener para el ejercicio. Un estudio realizado por el Laboratorio de Nutrición Deportiva de la [ Universidad de Memphis ] demuestra que la miel es una buena alternativa a los geles que se toman durante las carreras. Otra de las propiedades que destacan en este estudio es que la miel, acompañada de un suplemento proteínico, aumenta la capacidad de recuperación de los músculos después del ejercicio. Cuenta con unas propiedades regenerativas importantes que son las que nos ayudan a estar preparados de forma más rápida para el siguiente entrenamiento.

Estudios más recientes han demostrado que la miel puede ser uno de los mejores recuperadores musculares que existen. Durante el ejercicio nuestros músculos han estado sometidos a un desgaste y tenemos que reponer lo antes posible los minerales y azúcares perdidos durante el mismo y por ello la miel, debido a su composición, puede ayudarnos a conseguirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta tu opinión :-)